search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.911 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Gracias, Fundación Eduarda Justo

_DSC0001_

 

El sábado pasado, después de tres intensos días, terminó el seminario Líderes del Futuro de la Fundación Eduarda Justo, en Cosentino. Diez años llevo asistiendo y nueve informando cumplidamente desde mi agencia de comunicación, Babilonia, que tiene en esta organización de Cantoria, Almería, a uno de sus clientes más destacados por muchos motivos. Pero principalmente por su papel relevantísimo en la sociedad almeriense, andaluza y española como impulsor de emprendedores empresariales, sociales, culturales o deportivos.

La Fundación, que preside Eduardo Martínez-Cosentino y dirige Juan Martínez Barea, constituye un ejemplo de idealismo y ambición que los asistentes -jóvenes de entre diecisiete y alrededor de treinta y cinco años- absorben con auténtico fervor para llegar a la conclusión, a su término, de que las tres apasionantes jornadas les han cambiado la vida para mejor, para mucho mejor.

Con la dirección de Juan Martínez-Barea, empresario, entusiasta de la tecnología y escritor de un magnífico libro, ‘El mundo que viene’, cada año se conoce la trayectoria de diferentes líderes en sus respectivas facetas profesionales. En esta ocasión, hemos tenido la fortuna de escuchar al cocinero Andoni Aduriz, que habló de creatividad, pero yendo más allá de la cocina y adentrándose en los procelosos mundos del arte como un concepto trascendente y superior. Al igual que hemos disfrutado con Miguel Milano, presidente de Salesforce.com, quien con su ‘memory quiz’ puso a cavilar a más de uno para darle una vuelta de tuerca a su existencia. O con Jesús Alcoba, experto en la historia del explorador Ernest Shackleton; Alcoba puso sobre la mesa los requisitos para conseguir nuestros propósitos en la vida, olvidándonos de la procrastinación y la pereza.

En esta edición de 2018 se ha dado una magia especial con Nacho Dean, el primer español en dar la vuelta al mundo a pie y que actualmente está haciendo realidad la Expedición Nemo, con la que une los cinco continentes a nado; con las mujeres empresarias Ana Pardo, Cristina Balbas, Yolanda García, Azahara García Espejo y María Dolores Morales, verdaderas fuerzas de la naturaleza; con la gran cineasta y activista Leslee Udwin, cuya contribución en la sociedad ha sido fundamental desde su más tierna infancia; con Bernardo Gutiérrez, un prodigioso empresario del Derecho a través de su despacho Ontier, una compañía con alma; o con José Manuel Ruiz Reyes, deportista paralímpico que cuenta con cinco medallas y es un ejemplo por su capacidad de superación. Y, por supuesto, con Paco Martínez-Cosentino, presidente de Grupo Cosentino, que cierra todos los años el seminario con una charla que recoge las claves del extraordinario éxito de la multinacional almeriense, no exenta de momentos de grandes dificultades e incluso de fracasos.

El seminario Líderes del Futuro es, sin duda, uno de los grandes eventos de Almería. Su impacto es de tal calibre que ya se están comprobando los resultados en quienes fueron antiguos alumnos. Muchos de ellos le dieron un giro de ciento ochenta grados a sus vidas y empezaron a sacar lo mejor de sí mismos, que podían tener dormido o que no descubrieron hasta que vislumbraron lo que decía Nelson Mandela: “no tenemos miedo a la oscuridad sino a nuestra propia luz, a reconocer que somos capaces”. Y esa luz está ya deslumbrando a quienes tienen a su alrededor.

Gracias, Fundación Eduarda Justo, y gracias a la madre de los hermanos Cosentino, doña Eduarda Justo, porque su ejemplo en vida fue una semilla para sus hijos, pero también para cientos de personas en Almería, en España y en todo el mundo.

 

 

 

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: