search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.911 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Almería y la búsqueda de la excelencia

photo3jpg

(Artículo publicado en la  contraportada de La Voz de Almería el pasado sábado 8 de septiembre).

Hace apenas unos meses los almerienses nos enterábamos de que existía el sello de calidad de Capitalidad Gastronómica, lo cual nos familiarizó, de pronto, con las emulsiones, reducciones y esferificaciones varias. Pero aparte de la riqueza lingüística que esto nos venía a aportar se producía un fenómeno en esta tierra caracterizada tantas veces por la indolencia y el pasotismo: aspirábamos a una vitola de excelencia que nos retrotraía a otro gran acontecimiento de autoestima colectiva: los Juegos del Mediterráneo.

La comparación entre una y otra cosa puede resultar exagerada, pero no lo es tanto si consideramos el trasfondo de autoexigencia y creencia en nosotros mismos, a pesar de que muchos almerienses hayan mostrado cierto escepticismo sobre la calidad de nuestra gastronomía. No porque carezca de materias primas o de excelentes platos –podemos presumir de mucha categoría en ambos casos-, sino porque, como se suele decir, nunca hasta ahora se había puesto en valor.

El problema de Almería no es el nivel de la cocina ni de otras muchas cosas. Lo que ocurre es que por razones sociológicas ha prevalecido un estilo de vida austero y sencillo -aun con la riqueza que supuso el “milagro almeriense”-, y donde la excelencia ha sido observada con escepticismo, acaso porque se presentaba como un elitismo mal entendido. Por eso, la tapa se ha consagrado por encima de cualquier otra propuesta culinaria más o menos atrevida, que solo una pequeña parte de la población ha venido valorando como un adelanto gastronómico.

La tapa constituye una manera perfecta de probar distintos sabores de la tierra, un patrimonio delicioso, pero al mismo tiempo ha supuesto un impedimento para que progresen otras propuestas que sí han puesto en valor nuestros fogones. La cocina española, capitaneada por la vasca durante años, ascendió de categoría con la llegada de Ferrán Adriá y otros tantos cocineros que añadieron el marketing que nos faltaba: la forma de presentar los platos, los innovadores sabores, la magia con la que envolvieron la experiencia de comer con mesa y mantel en un restaurante. Por eso, España es hoy una referencia y existe un turismo gastronómico de primerísimo nivel, que arroja pingües beneficios cada año.

En este camino hacia un escalón más alto, los almerienses deberíamos reformular conceptos como excelencia, elitismo y lujo sin necesidad de asociarlos a un nivel socioeconómico determinado, a una suerte de pijerío repleto de absurdos clichés. Seguir pensando de esa manera nos llevará a tener lo mismo de siempre y a no progresar como una ciudad pujante y moderna que se quiere a sí misma. La Capitalidad Gastronómica, se logre o no, es una excusa para recordarnos que la mejora requiere un esfuerzo, más allá de que a todos nos siga gustando la taberna de toda la vida, con la tapa de toda la vida. Y esta es precisamente otra de las grandes maravillas de esta tierra: la capacidad de absorberlo todo. Julio Iglesias lo decía bien claro: soy feliz con un vino y un trozo de pan, y también, cómo no, con caviar y champán. En Almería eso nos va, nos va.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: