search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.911 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Carlos Benavente: “Creo en las relaciones humanas en profundidad”

carlos benavente

Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, pasó su infancia en Marruecos, país que le fascina y del que nos habla en esta entrevista, lejos de clichés. Se queda con “el respeto, la paciencia y el darle la importancia justa a las cosas” que tienen los marroquíes, y le molesta los prejuicios de algunas personas en España con respecto a ellos. Entrevista publicada en La Voz de Almería el pasado sábado.

¿Cómo está la situación de los ingenieros de Caminos actualmente?
Después de los años malos de la crisis cada uno ha ido por donde ha podido. Yo he montado una empresa de reformas y obra nueva y muchos se han dedicado a la enseñanza. Nos hemos tenido que reinventar.

Es sorprendente la expansión de las constructoras españolas por el mundo. ¿Por qué ocurre este fenómeno?
Nos hemos especializado en obras grandes yo creo que gracias al crecimiento de España en los últimos cuarenta, cincuenta años. Tenemos empresas muy fuertes. Yo estuve en Corsán-Corviam, que ahora es Isolux-Corsán; trabajé en Portugal y Canarias. Después estuve un año en Marruecos trabajando con Jarquil.

Hablando de Marruecos, pasaste la infancia allí. ¿Este país es el gran desconocido?
Sí, para lo cerca que está no se conoce como debería. Tenemos una imagen muy distinta de lo que realmente es. Se piensa en los que vienen en las pateras, en los que abusan de la sanidad y la educación, pero Marruecos es un país que está creciendo al 5% en los últimos años y se está modernizando muchísimo.

Vivías con muchos españoles allí.
Sí, estudiaba en un colegio español. En Tetuán vivíamos mil españoles, muchos con origen en el Protectorado. Mi padre era profesor, por eso nos fuimos para allá.

¿Qué aprendiste de los marroquíes?
El respeto, la paciencia, el darle la importancia justa a las cosas. En Tetuán vivíamos musulmanes, judíos y cristianos, estudiábamos juntos en el mismo colegio. De hecho, Tetuán era y creo que sigue siendo la ciudad con el triángulo más próximo entre iglesia, mezquita y sinagoga. Aparte de eso, Marruecos tiene lugares increíbles, como el desierto, ciudades como Marrakech, Esauira… La mezquita de Casablanca es impresionante. Cerca del desierto tienes una estación de esquí… Es un país de contrastes.

¿Te molestan los clichés en torno a los marroquíes?
Sí, porque quien habla así está equivocado. Es desconocimiento. Cada vez que oigo lo de ‘moro’ me molesta.

¿Los países árabes están bien preparados para la democracia?
Hay diferencias entre países como Marruecos y Arabia Saudí y los del Golfo Pérsico. Marruecos es el país más europeizado. Yo creo que le falta darse a conocer al mundo. Presentó su candidatura al Mundial de 2026, que finalmente lo organizarán Canadá, EEUU y México. Este tipo de acontecimientos marcan un país. Aquí pasó con los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992.

También viviste en Portugal. Otra gran desconocida.
Desde luego. Me gustó mucho la gente. Los portugueses son muy cercanos y hospitalarios. Me acogieron muy bien, tanto cuando fui a estudiar a Vila-Real con una beca Erasmus, como cuando fui a trabajar. Son muy educados.

Cambiando de asunto. ¿Qué te ha acompañado siempre en la vida?
La suerte, aunque hay que buscarla. Cuando eres honesto y responsable las cosas salen bien.

¿Qué valoramos poco?
Las relaciones humanas, pero entendidas en profundidad. Es decir, entrar hablar de algo de verdad, sin superficialidad. Eso no todo el mundo lo hace.

¿En qué no hay que perder el tiempo?
En las cosas imposibles. No se puede perder el tiempo con quien no va a cambiar de idea.

¿En qué crees?
En la responsabilidad, el trabajo, la experiencia y los conocimientos. Con todo esto se llega muy lejos.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: