search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Antonio Catalán: “España necesita que los salarios sean más altos”

antonio catalan 2

Fundador de dos imperios hoteleros, NH -que vendió- y AC, hoy AC Hoteles Marriott, habla sin tapujos de política. “Soy antinacionalista, la bromita de la firma a mister Montoro ha costado tres mil millones”, afirma. Padre del torero Toñete, admira los valores del toreo y critica a los políticos por no ir a los toros: “se equivocan”. Entrevista que realicé para La Voz de Almería y se publicó ayer domingo 6 de mayo.

Paco Cosentino suele decir que siente que ser empresario es como jugar. ¿Es así en tu caso?

Sí, me divierte tanto como a mi hijo los toros. Yo no tenía pensado tener una cadena de hoteles. Lo único que tenía pensado era no depender de mi padre y tener un negocio propio. Salvo los años complicados de la crisis, el resto lo he pasado fantásticamente bien.

Llegaste a un acuerdo estratégico con Marriott. ¿Has ganado en cuota de mercado pero has perdido control en la empresa?

No, al revés. Nosotros vendimos el 50% de la marca, no de los hoteles. Tenemos AC Hoteles Marriott, que es la gestora que paga los salarios a quienes gestionamos los hoteles. Más que perder he ganado en tener el sueño de internacionalizarme.

¿El control total de una compañía puede no ser una prioridad llegado el caso?

Antes me preocupaba más tener el 51% y perdí oportunidades. Pero cuando una compañía está bien gestionada no hay ningún problema. Además, la siguiente generación, si no se ponen de acuerdo, no tendrán control. Hay que diferenciar entre la propiedad y los gestores.

Hay quien dice que uno no debe enamorase de su empresa. ¿Estás de acuerdo?

No, yo sí que estoy enamorado de mi empresa. Mis hijos mayores antes de decir papá y mamá decían NH y los menores decían AC. Lo llevas en la sangre. La gran ventaja es que este es un sector agradecido, pues la gente paga al contado, deja propina…

Un mal gesto de un trabajador en tus hoteles puede perjudicar al negocio…

Sí, el cliente, en una estancia de dos días se enfrenta veinte veces a la compañía: con la persona que sube las maletas, con el recepcionista, etc. Todos estos detalles son clave. Soy muy defensor de nuestra gente, de las ‘kellys’, de que todo el mundo sea fijo.

Dices que en el fondo todo el mundo es socialdemócrata. ¿Y el socialdemócrata, se ha convertido en liberal?

Todas las personas defienden la educación, la sanidad, las pensiones… Cuando hago cenas en casa no noto diferencias entre personas de los dos bandos. Hoy hace falta buenos gestores, porque los medios son escasos y el futuro no va ir a mejor. La pirámide de vida está invertida. Luego están las pensiones… Por otro lado, soy antinacionalista. Los nacionalistas vascos son insaciables. Es que la bromita de firmarle a mister Montoro ha costado tres mil millones. Si los dos grandes partidos se hubiesen aprobado los presupuestos y al día siguiente se llevasen a matar Aznar no tendría que haber hablado catalán. A veces pienso: no sé cómo los chicos de Andalucía no suben, cruzan Despeñaperros…, porque me parece una injusticia de un calibre excepcional. Tenemos que hacer un país posible y no se consigue con pensiones de 400 euros o salarios de 700 euros. Cuando ves que ningún presidente de una caja de ahorros esté en la trena, 47 bancos que se lo llevan crudo. Dices qué coño está pasando en este país. Estamos en un momento muy delicado. Necesitamos líderes políticos con sentido de Estado.

¿Por qué dices que al sector hotelero le falta ambición? ¿Por qué hay miedo a salir del low cost?

Es algo que yo no entiendo. El ejemplo más palmario ha sido este verano. Con el Brexit les hemos colocado un 25% más de precio a los ingleses y han venido los mismos. Somos un destino turístico excepcional dentro de Europa. El turista puede pagar más. El país necesita que trabaje más la gente y que los salarios sean más altos.

¿Quién manda en España?

Si te refieres al IBEX 35, Pallete, de Telefónica, Isidro Fainé, que ha sido uno de los grandes empresarios de este país, Goirigolzarri, un magnífico gestor, el Santander… está por ver, ahora las acciones están a cinco treinta cuando la acción estaba a doce…  Uno que es un empresario de garra es Florentino, con esta carita de que yo no he sido… (ríe). Tiene una gran compañía, está en todos lados.

Has dicho alguna vez que ser hijo de pobres tiene la ventaja de que solo puedes mejorar, mientras que si eres hijo de ricos puedes llegar a ser pobre. ¿Has educado a tus hijos para tener los pies en la tierra?

Yo parto de que no creo en la empresa familiar por concepto intelectual. Es un atraso en mi opinión por varias razones. Tengo solo un hijo en la empresa. Limitas las carreras de los profesionales. En una empresa familiar estos están tapados por arriba. Los empresarios lo que tenemos que hacer es tener hijos empresarios, no herederos. Yo aspiro a que mis hijos sean felices y a que el día que yo desaparezca se lleven bien.

¿Cuál es la gran virtud de los españoles?

El español es imaginativo y trabajador. Lo que falta es emprendedores y empresarios. Aquí parece que está mal visto. En EEUU me siento como Julio Iglesias, llegas a un hotel, te hacen fotos… Me siento como Julio Iglesias.

Tu hijo, Toñete, es torero. ¿Qué has aprendido de él?

Seguramente yo he aprendido más de él que él de mí. La gente debe saber que el esfuerzo que hace un torero es titánico, mi hijo entrena todos los días seis horas. Tienen un mérito espectacular y con pocas posibilidades de llegar. Los toros representan valores como el esfuerzo, el sacrificio, valores que necesita la sociedad. Los políticos, que están en el postureo, nadie se atreve a ir a los toros. Yo creo que se equivocan.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: