search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.911 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

La igualdad como palanca de cambio

En muchas ocasiones pienso en el mundo que estamos creando y, a pesar de que soy optimista por la tremenda libertad alcanzada y por las oportunidades que hoy existen, siento que el sistema viene dando señales de cierto agotamiento. Me refiero al consumismo desaforado, que algunos pueden llamar capitalismo salvaje, y que está anegando nuestras vidas de unas necesidades creadas que, hace apenas veinte años, eran inimaginables. Quiero decir que no sé adónde vamos con tantas prisas, estrés, por qué nos invade el permanente deseo de crecer económicamente como la única meta a franquear. A veces nos olvidamos de vivir. Y en este camino, cuando la lucha por la igualdad aparece como la última revolución, escucho numerosas proclamas, frases, pero pocas veces se entra en el terreno de lo pragmático. Sin duda, se pueden establecer medidas que contribuyan a que la vida sea mejor, no sólo para las mujeres sino también para los hombres.

En primer lugar, en España se impone racionalizar los horarios laborales. Lo debemos impulsar los propios empresarios, además de la Administración. En mi empresa antes salíamos a las siete y media de la tarde y decidí cambiarlo a las cinco y media para que los empleados -por cierto mayoría mujeres-, y yo mismo tuviésemos vida más allá del trabajo. No puede ser que la alternativa de muchas mujeres para conciliar familia y empleo sea hacerse funcionarias, porque en el sector privado no puedan tener opción. Aquellas empresas que puedan permitírselo deberían modificar sus horarios, y no son pocas. No olvidemos que la inmensa mayoría de sociedades mercantiles en nuestro país son pymes con muy pocos trabajadores.

Por otra parte, en este sistema no se favorece la compatibilidad entre ser madre y trabajar por cuenta ajena. Se deberían fomentar medidas legislativas para bonificar fiscalmente a las empresas, para que el paréntesis laboral de una baja maternal no sea un contratiempo importante para la compañía y para que, en consecuencia, la sociedad española no esté abocada a un envejecimiento que dificultará el pago de nuestras propias pensiones, tan de actualidad.

Como país y como sistema debemos volver a la senda del crecimiento y no me refiero al económico (que también, pero sin llegar a la obsesión). En definitiva, al incremento de la natalidad. No significa que regrese el baby boom de los setenta, pero al menos debemos alejar la idea negativa de que una mujer con hijos pueda verse amenazada laboralmente, como desgraciadamente ocurre en muchos lugares. Eso sí, como digo, tendría que venir acompañado de una urgente bonificación fiscal a la empresa, que en última instancia son mayores impuestos para los españoles.

La tributación es al fin y al cabo la gran cuestión. ¿Estamos dispuestos a favorecer el bien común del crecimiento de la natalidad pagando más impuestos? Aunque, por otro lado me pregunto: ¿a largo plazo estos impuestos no contribuirán a la propia mejora de la economía y de nuestras vidas? El dinero no se pierde, solamente circula en una u otra dirección. Somos nosotros, ciudadanos y políticos, los que decidimos poner el foco donde sea menester. Y en este caso el planteamiento de la igualdad nos afecta a todos como sociedad. Es una estrategia que un gobernante debería asumir para sembrar el futuro de esperanza.

*Artículo publicado hoy jueves 8 de marzo, día de la mujer, en La Voz de Almería.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: