search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Ismael Diadié Haidara: “La miseria de África viene de su riqueza”

ismael diadie

Preside la Fundación Fondo Kati, que contiene 12 mil manuscritos que conectan Mali con Al-Andalus. En 2012 huyó de los yihadistas, que invadieron Tombuctú, y salvó los valiosos libros y también a 55 mujeres y niños. Saramago, Valente o Goytisolo le ayudaron a conservar el legado. Ahora vive en Almería, la tierra de sus ancestros. Entrevista (alargada) de ayer domingo en La Voz de Almería.

Dices que no se puede concebir la historia de Malí sin Al-Andalus, ¿por qué?

Al-Andalus ha tenido una presencia permanente, desde los tiempos del Califato de Córdoba. Al-Andalus fue consumidor del oro africano de Mali, a nivel político había relaciones diplomáticas desde el siglo X y culturalmente desde los siglos XII y XIII estas relaciones pasaban por Almería, adonde venían los epitafios de los reyes de Mali. En 1938 esto epitafios fueron descubiertos por los franceses y los dispersaron en museos. Hoy, una de mis luchas es recuperarlos y llevarlos a Gao, que fue la capital del imperio Songhaï.

Provienes de esta familia…

Soy la figura representativa de una sociedad de notables formada por jefes de pueblos y alcaldes, todos descendientes de la Familia Real. La comunidad de los Kati somos 4949 personas. Somos depositarios de 12714 manuscritos de la familia, tanto de la rama de la realeza como de la andalusí.

Cuéntanos la relación de Almería con Mali.

Almería es una de las ciudades que más relación constructiva y destructiva ha tenido con Mali. Después de los siglos XII y XIII el reino de los Songhaï, dirigido por los Askia (mi familia materna), fue destruido en 1591, conquistado para los reyes marroquíes por el almeriense Yuder Pachá, que fue su primer gobernador. Este fue cristiano islamizado, por eso le llamaban renegado. Fue raptado de niño en Cuevas del Almanzora y junto a más cuevanos fue llevado a Marruecos, donde le convirtieron al Islam. Dos cuevanos, él y Amar Al-Fatah fueron gobernadores de Tombuctú. Al-Fatah se casó con una familiar mía.

¿Cómo fue tu huida de Tombuctú cuando llegaron los yihadistas?

Fue como la vida de todos los incrédulos cuando llegó Hitler y muchos judíos no pensaba que fue a ocurrir lo de Auschwitz. Teníamos los islamistas a las puertas de la ciudad. Nosotros llevábamos 544 años de exilio en exilio. Recogí los manuscritos y los guardé en baúles. No tenía manera de sacarlos de Tombuctú, porque estaba cercada. En mi libro ‘Diario de un bibliotecario de Tombuctú’ cuento que los yihadistas conquistan la ciudad el 1 de abril. Pasaron cerca de la biblioteca. Me quedé una semana. Corría el rumor de que iban a venir a por mí. Había escrito el libro ‘Los judíos en Tombuctú’ y creé una asociación para salvaguardar el legado hebreo y fomentar el diálogo entre culturas. Por todo eso, era la persona menos indicada para quedarme en la ciudad. Conseguí, después de llamar a autoridades españolas, irme el día 8 de abril, tras dejar dispersados los manuscritos. Me llevé a 55 mujeres y niños. Tuve que pasar barreras yihadistas hasta el río Níger, donde estaba el último control.  Un hombre encapuchado preguntó quién había traído a tanta gente. Al final me dijo que me fuera, porque decíaque el relevo estaba a punto de llegar y posiblemente me fusilaría. Me salvó la vida. Así pude salvar a las demás personas. Nunca pensé que iba a vivir algo como ‘La lista de Schindler’…

¿Por qué dices que la definición del Homo sapiens es precipitada?

Porque Sapiens es sabiduría y un sabio no destruye la Tierra, el aire y la Humanidad consumiendo sin freno. No tiene sentido comprar para tu casa una taza –señala el café- si ya tienes otra. Porque el dinero que te cuesta es un tiempo de tu vida que estás tirando cuando se trata de algo que no lo necesitas.

¿Te sientes decepcionado con el ser humano o tienes esperanza?

Soy realista. Todos los que han vivido en la esperanza han acabado desesperados. En mis relaciones personales sí tengo esperanza, pero con los Estados y a nivel colectivo no. Voy a confesar algo sobre la esperanza. Cuando una persona ha pasado noches escuchando bombas y disparos tiene esperanzas cortas. Mi única esperanza es sobrevivir al momento. El ser humano, cuando ha pensado que la verdad está de su lado, ha sembrado hecatombes. He visto a demasiadas personas morir, ciudades enteras destruidas. Conozco la mirada de odio del ser humano.

¿Europa está en deuda con África?

El abad Pierre, que fundó la congregación Emaús para ayudar a los pobres, dijo que si Europa sigue saqueando África, ésta acabará invadiendo Europa. Siento dolor y vergüenza por los muertos en el Mediterráneo. Cada muerto es fruto de la política de gobernantes africanos mantenidos por Europa. El oro, uranio, gas, diamantes, el coltán…, están manchados de sangre. La miseria de África viene de su riqueza.

Tuve un profesor de Relaciones Internacionales, que ponía en cuestión el concepto de la modernidad, tal y como lo entendemos aquí. Decía que allí se ve de otra manera. ¿Qué es para ti la modernidad?

Montaigne decía que todo es relativo. Lo que es verdad debajo de los Pirineos puede ser mentira encima de los Pirineos. Los derechos y valores pueden ser distintos. Intentar imponerlos a otras culturas es destruir éstas.

¿Para qué vivimos?

Nadie pide nacer. Pero vivir es una responsabilidad. El mundo es absurdo, como dijo Camus, pero desde que el hombre ha empezado a andar busca respuesta a tu pregunta y ninguna cultura ni pueblo la ha hallado. Como Montaigne y Khayyam, vivo para gozar el momento.

Has vivido sequías como la del Sahel, que dejó un millón de muertos, has sido testigos de fusilamientos de rebeldes touaregs… Cuando uno ve todo eso, ¿cómo se prepara para vivir?

Llevo cinco años de exilio. Sabes que en cualquier momento todo se puede desmoronar. No he tenido infancia ni adolescencia por tantos muertos, ni tampoco vida adulta, porque no he conseguido la paz. Vivo entre la angustia, la ansiedad y el permanente deseo de tranquilidad.

¿Lo estás encontrando aquí?

Almería, como Granada y Toledo, es la tierra de mis antepasados. Y esa paz la estoy buscando aquí. No puedo volver a  Mali porque no hay seguridad.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: