search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar
Sara en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Jesús García en Eduardo Fajardo, actor:…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.672 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

José Miguel Camacho: “Lo más bonito fue operar a una mujer de 103 años”

josemiguelcamacho

Oftalmólogo y padre de tres oftalmólogos, rescata divertidas anécdotas vividas en su consulta. Recuerda con cariño a su amigo, el doctor Barraquer, “que decía que el futuro se lo imaginaba sin ciegos”, y afirma que “el trato humano es fundamental: he tenido pacientes que vinieron hundidos y se han ido moralmente arriba”. Entrevista publicada en La Voz de Almería hace unos días.

¿Por qué te hiciste oftalmólogo?
Fue de forma casual. Soy de Cúllar (Granada). Vine a hacer la mili en mis años universitarios y empecé a ir a la Bola Azul. Dije: ¿de qué tengo menos idea? De los ojos. Y de ahí ya no salí (risas). Mi idea era ejercer la medicina rural.

¿Cuáles son los grandes hitos de esta especialidad?
La cirugía de la catarata y de la retina y la refractiva, que es la de la miopía, hipermetropía y astigmatismo. La primera lente intraocular se puso en los años cincuenta y en los ochenta, gracias a la tecnología, se consolida todo.

Otro problema que se ha corregido es el estrabismo, ¿verdad?
Prácticamente ya no se ve, porque no damos lugar a que exista gracias a la prevención en los colegios. Hay estrabismos congénitos, pero el índice es muy bajo. Antes era habitual operar, pero ahora es muy raro. La medicina preventiva ha mejorado.

Fue famoso el barco de Gibraltar, donde mucha gente se operó de miopía.
Hizo más daño que beneficio. Hacían una cirugía fuera de órbita y engañosa. Prometían con queratotomía radial quitar hasta quince y veinte dioptrías, sabiendo que no era correcto. Hoy sí existen técnicas que lo permiten

Supongo que en la consulta te ha pasado de todo…
Sí. Lo más bonito fue operar a una mujer de ciento tres años en su cama. Le pusimos anestesia general. Su único deseo era ver la luz del día. No se le cobró nada, claro. Su hija nos invitó a unas migas después (ríe).

¿Es posible que las personas detectemos los colores con diferente intensidad, igual que uno puede escuchar tonos más agudos o más graves?
Sí, por supuesto. Y también el contraste. Una mujer a la que operamos veía los azulejos de su cocina blancos, pero al operarse los vio amarillentos, hasta que los limpió y se quedaron de color blanco nuclear (risas).

¿Qué mitos hay en torno a la oftalmología?
Hay varios. Uno de ellos es que no aumentan las dioptrías, como se cree, durante el embarazo, si bien no se debe llevar a cabo una cirugía refractiva durante los meses de gestación o de lactancia. Otra creencia es que no se deben operar las cataratas hasta que te quedes ciego. Cuanto antes se opere, mejor.

¿Es cierto que algunas cegueras se están curando mediante la tecnología?
Sí. Mi hijo José Miguel hizo un año de retina exclusiva en la clínica Barraquer, con el doctor Nadal, que está implantando un microchip. Hay gente que con estas operaciones ya se puede manejar. Tuve la suerte de que mis hijos hayan trabajado con el doctor Barraquer, con el que entablamos mucha amistad. Y él decía: “el futuro me lo imagino sin ciegos”.

¿Tan importante fue Barraquer?
Sí, tanto por su buen hacer como por la tecnología punta. En su clínica realizan todas las operaciones posibles. Vino a inaugurar nuestra clínica. Desgraciadamente se murió hace poco.

Hay médicos que dicen que el trato humano tiene protagonismo en la curación del paciente…
Sin lugar a dudas. Es fundamental hablar con ellos. Algunos vienen hundidos y se van moralmente arriba. El paciente de oftalmología es muy agradecido y también es una especialidad donde hay mucha humanidad.

Cambiando de tema, eres muy taurino. ¿Quién es tu torero?
José Tomás, claro. Este año me gustó Enrique Ponce.

Por último,¿cómo estás viviendo lo de Cataluña?
Yo tengo la bandera de España en mi balcón (risas). Estoy harto, pero creo que no va a pasar nada. Buscan gresca y no la van a encontrar. Los catalanes están donde están gracias al esfuerzo de españoles de muchos sitios.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: