search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar
Sara en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Jesús García en Eduardo Fajardo, actor:…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.672 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

El papel de la prensa catalana

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy dijo, esta semana, después del contubernio bananero que se fraguó en el Parlament de Cataluña, que “lo que no es legal no es democrático”. El aplauso fue general e incluso sus palabras fueron bien acogidas en la prensa catalana que, de pronto, se cayó del caballo y descubrió que los políticos a quienes habían apoyado durante años estaban librando una batalla ilegal, como si no hubiesen anunciado con antelación y a bombo y platillo la afrenta al Estado y a la soberanía nacional. ¿Qué esperaban de Puigdemont, Junqueras y los antisistema de la Cup, si ya habían puesto las cartas claramente sobre la mesa y el único camino podía ser el de la ilegalidad?

Imagino que los irresponsables que han llevado a Cataluña a la mayor división de su Historia no deben estar muy contentos con la reacción estos días de diarios como La Vanguardia y El Periódico. La prensa subvencionada por la Generalitat ha esperado al último momento para ser razonable y juiciosa en una crisis que ellos mismos han alimentado con su ambigüedad, con la excitación de las masas, con la escritura de un relato victimista donde el enemigo es España, culpable de todos los problemas de Cataluña, según parece. De la corrupción de los Pujol mejor hablemos otro día…

Puigdemont y compañía deben sentirse traicionados por una prensa catalana a la que han subvencionado, pero no cayeron en la cuenta de que el periodismo áulico se cambiaría de bando en cuanto se acercara el día de su gran entierro político representado por el esperpento de esta semana. Pero esta prensa lanar y ambigua durante décadas tampoco ha calculado otra cosa: el entierro de su credibilidad. Muchos catalanes deben sentirse también traicionados por el viraje en medio de la tormenta. Aunque esta es otra cuestión y ya veremos las consecuencias.

La prensa catalana ha contribuido a retar al límite al Estado, como un niño que desafía la autoridad de sus padres, porque creían que era la mejor manera de luchar, aunque quedasen cadáveres en el camino, salvo los suyos, por supuesto. A buen seguro están pensando más en el 2-O, una vez liquidada la casta política que les ha servido para avanzar en el tablero. Porque la independencia, seamos claros, se la trae al pairo, al menos durante un tiempo. Lo que quieren es dinero. ¿Los sentimientos? Esos se los han dejado a una parte de la población que asiste, incrédula y huérfana, al cambio de parecer de los capitostes de los medios. Eso sí, mañana en la Diada, volverán a agitar a la gente. Así disimularán un poco.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: