search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Jesús Zamarrón: “En América funciona lo de ir a por una meta”

jesus zamarron

Licenciado en Bellas Artes, en 1995 se marchó a San Francisco, donde se casó y nacieron sus tres hijos. Da clases de pintura a niños de varios colegios y cree que “el arte les hace pensar de manera abstracta”. Habla con pasión de la ciudad californiana: “Perdura el respeto y el espíritu del verano del amor de hace cincuenta años”. Entrevista el pasado sábado al pintor almeriense Jesús Zamarrón en La Voz de Almería.

Vives en San Francisco y llevas unas semanas en Almería. ¿Tienes estos días la sensación de que no te has ido nunca?
Pues sí, vuelves a ver a la misma gente, te bañas en la playa de siempre, vas a los mismos sitios…, como si no hubiera pasado el tiempo. En California tienen otra forma de ser y otras costumbres. Aquí me gusta que los días se estiran mucho. Allí los inviernos y los veranos se parecen más.

Das clase de pintura a niños. ¿Cómo llevas la docencia?
Bien, doy clases en cuatro colegios. Antes era diseñador gráfico, pero me tiraba la interacción con la gente. Veo que a los niños el arte les ayuda a que piensen de manera abstracta. Van construyendo su propio mundo. El arte ayuda a la introspección. Pero cuando cumplen doce años los padres los meten en otras asignaturas y se olvidan de su faceta artística. Me parece un error.

En San Francisco se respira una atmósfera de libertad, como si los años sesenta no se hubieran acabado nunca allí. ¿Por qué atrapa tanto esa ciudad?
En realidad sí, aunque fue una moda. Han pasado cincuenta años del verano del amor. Fue en 1967 y se acaba de celebrar un festival. Hay una contracultura, se sigue yendo contra lo establecido. También los barrios se renuevan mucho. Con la llegada de Google, Facebook, etc., la ciudad se ha llenado de gente de entre veinte y treinta y cinco años con mucho dinero. Por otra parte, es como Almería. También tiene puerto, es abierta… Tiene gente de todas las razas y orientaciones sexuales. El Golden Gate es como un puente a Asia. Es una ciudad donde se respira la no violencia, puedes ir en pijama por la calle y nadie te dice nada. Hay respeto para todo.

Tu mujer y tú tenéis amigos españoles casados con americanas y al contrario. Una buena mezcla…
Sí, somos cinco familias que vivimos en tres manzanas. Al barrio le llamamos ‘Little Spain’ (risas). Hacemos paellas, jugamos al fútbol y hacemos mucho el ‘pot-luck’, que es quedar en casa de alguien y cada uno llevar algo de comida o bebida. Así nos ayudamos y hace que nos veamos más. Es una buena costumbre.

¿En qué momento te encuentras y qué has ido descubriendo?
Estoy tranquilo y contento. Te das cuenta de que uno debe atenderse y escucharse a sí mismo. Se debe saber lo que uno quiere e intentar hacerlo.

Te fuiste hace veintidós años. ¿Has cambiado mucho?
Sigo siendo el mismo loco de siempre (risas). Bueno, estoy más tranquilo. Viajar te da otra perspectiva. Aunque no me entusiasme la cultura americana tiene valores muy buenos. Todo funciona muy bien, son muy trabajadores y se respetan.

¿Cómo estás viviendo allí la presidencia de Donald Trump? ¿Se le tiene miedo?
Es un payaso y espero que se vaya. Solía ver vídeos suyos en Youtube antes de ser presidente y parecía un cómico. En California no gusta, en realidad en las dos costas del país no gusta, por lo racista que parece, por el tema sanitario, que dejaría a veinte millones de personas sin sanidad, por el medio ambiente, por el miedo que ha metido a los países vecinos… Mi hija estuvo en la inauguración de su presidencia en Washington, porque el viaje se había programado un año antes. Muchos padres no dejaron a sus hijos ir.

¿Son optimistas los americanos?
Se valen por sí mismos, se buscan la vida muy bien. En América funciona lo de ir a por una meta.

¿Sigue funcionando lo del sueño americano?
Bueno, algo menos. Las clases medias están sufriendo bastante. Cada vez hay ricos más ricos y pobres más pobres. En San Francisco hay mucha gente que no llega a final de mes. Nosotros vamos varias veces al año a dar comidas en un centro de jesuitas.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: