search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Sol Ravassa: “Me identifico con eso de que la palabra va a misa”

sol ravassa

Aprendió el oficio de la maquetación en la redacción de un periódico y años después se lanzó al emprendimiento creando su propio sello, ‘SoldeSol”: una empresa de autoedición en la que “somos muy exigentes con la obra que nos llega”. Le preocupa que “tenemos mucha vida social, pero se diluyen los amigos de verdad, la comunicación”. (Entrevista en La Voz de Almería el pasado sábado).

Tu editorial es de autoedición, pero ¿en qué se distingue de las demás?
Me leo todos los libros. Tengo un community manager, un gestor y un administrativo, pero lo que compete al libro lo llevo yo. Y no publico todo lo que me llega. Quizá me iría mejor si así lo hiciera, pero va en contra de mi moral. Además, mi relación con el cliente es muy estrecha y se crea un vínculo de amistad.

Se ha democratizado el acceso a la publicación, pero ha ido en detrimento de la calidad. En muchos libros de autoedición se ven lacerantes faltas de ortografía. ¿Eres exigente con tus autores?
Sí, mucho. Pasa obligatoriamente por un corrector ortográfico y, si es preciso, de estilo. El autor también acepta que se le exija, pues ven que mejora su obra. Esto no lo hacen las otras editoriales de autoedición.Pero tengo que decir que la mayoría de los escritos que me llegan tienen muy buena calidad.

¿Por qué en España se publica mucho y se lee tan poco?
Hay muchas empresas de autoedición, se puede publicar también en Amazon… Muchos creen que por publicar un libro ya está vendido y no es así. En Sudamérica hay una comunidad de lectores muy amplia. Sin embargo, aquí parece que para una generación está la moda de que leer no mola, cosa que no está ocurriendo con los más jóvenes. Cuando te obligan en el colegio a leer no te facilitan la lectura de algo que te guste y eso hace que se le pueda tomar manía desde pequeño. Los padres también pueden elegir equivocadamente. A los niños hay que dejarles que elijan.

¿Qué libro te ha dejado más huella?
‘El Conde de Montecristo’ es mi favorito. Me identifico con las novelas sobre lealtad, honestidad, amistad, con eso tan importante de que la palabra va a misa. De hecho, yo he trabajado con autores con los que no he necesitado firmar ningún contrato.

El aventurero De la Quadra Salcedo decía que para viajar solo hacen falta los libros…
Efectivamente. Y yo añadiría los videojuegos. Por suerte, una parte del libro ha evolucionado en los videojuegos. Me refiero a aquellos en los que se crea un ecosistema y un mundo diferente. Hay uno, ‘Skyrim’, que es como ‘Juego de Tronos’, pero a lo grande, con dragones, leyendas medievales, etc. Activa mucho la imaginación.

En Farenheit 451 Ray Bradbury escenifica un futuro donde los libros están prohibidos. Ha habido obras que el poder no ha querido que se leyesen. ¿El lenguaje escrito es la sublimación de lo que representa el ser humano?
Está claro que gracias a la escritura podemos perpetuar nuestra historia, y no me refiero a la gran Historia, sino a la pequeña y personal, de cada uno, de todos. Así que en cierto modo, la escritura nos hace eternos y está al alcance de cualquiera. Desde un manual científico, un libro de historia, un diario personal o una carta comercial. En eso radica la grandeza de la escritura, que perdura, que puede guardarse, esconderse, quemarse o mostrarla al mundo. Sin necesidad de que el autor esté presente o vivo.

¿Qué te preocupa?
Que el mundo que vamos a dejar sea más egoísta y menos comunicativo. Puedes tener mil amigos en Canadá, pero no conocer a tu vecino. Tenemos mucha vida social, pero se diluyen los amigos de verdad. Mis sobrinos y mis hijos, cuando los tenga, lo van a tener difícil, hasta el punto de que te planteas si tener un hijo pueda ser hasta egoísta.

¿Estamos saturados de información?
Sí. Creo en la libertad de prensa, pero no se puede contar todo. Como eso de publicar cómo fabricar cócteles molotov… Igual ocurre con el sexo: los niños saben qué es, pero luego ves lo del juego del muelle, niñas que se quedan embarazadas y siguen pensando que son vírgenes, porque dicen que no han hecho el amor… ¿Dónde está la educación sexual?

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: