search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.878 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

La inteligencia de David Bisbal

david bisbal

Entiendo la inteligencia como la optimización de las capacidades de una persona. La estrella almeriense, David Bisbal, es uno de esos tipos que ha llegado muy lejos gracias a su talento, pero también a la clarividencia en sus inicios al rodearse de gente cualificada que le ha llevado por el camino correcto para ser una figura mundial de la música. Y, además, manteniéndose en la cima durante más de quince años. Para eso hay que ser muy inteligente y, sobre todo, hay que derrochar una ingente fuerza de voluntad.

Suelo poner de vez en cuando el ejemplo de Paco Cosentino, de cuya cabeza ha salido una multinacional que da trabajo a casi tres mil personas, que ha creado en su comarca una fábrica verdaderamente alucinante y ha cultivado la visión internacional de la empresa. Todo lo soñó y todo lo llevó a cabo. Como David Bisbal, una energía de la naturaleza que nos demuestra que la voluntad es el motor para que el mundo avance, si además viene sumado a un talento innato.

Forrest Gump es otro de esos ejemplos que me suelen venir a la cabeza cuando pienso en la perseverancia y en la inteligencia. Porque no es ningún tonto. Ya lo decía su madre: tonto es el que hace tonterías. Y él no hace ninguna en toda la película. Simplemente saca lo mejor de sí mismo corriendo, luchando en la guerra, jugando al fútbol americano, pescando y, sobre todo, queriendo. El personaje encarnado por el magistral Tom Hanks pone todo el esfuerzo en lograr sus objetivos y los consigue por medio de una voluntad inagotable. El mensaje de la película no puede ser más preciso: pelea, lucha, no te quejes y seguro, seguro que algo conseguirás, por poco que sea.

La inteligencia está unida a la voluntad, diría incluso que es su materia prima fundamental. Hace poco leí en las redes algo así: “lucha por tus sueños, porque si no alguien hará que luches por los suyos”. Los sueños pueden ser pequeños, no necesariamente nivel Dios, como se dice ahora, pues llegar a las cotas de estrellas como Bisbal está al alcance de unos pocos privilegiados. La clave reside en ser honesto contigo mismo, analizar tus capacidades, ver hacia dónde puedes llegar, y ponerte en marcha. Al final llegarán las bulerías y, si no, habrá merecido la pena. No hay nada más gratificante que la aventura de vivir.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: