search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.878 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Ana Terrés: “Las mujeres cambian el mundo”

ana terres foto 2

Representa a la Fundación Vicente Ferrer en Almería, donde hay dos mil socios de la organización creada por el exjesuita ya fallecido y su viuda, Anna. “Trabajamos en varios aspectos, como empoderar a la mujer, pues en algunos lugares está relegada al tercer puesto”, nos cuenta. Reconoce que “cuando vuelves de La India estás nueva”. (Entrevista en La Voz de Almería).

¿Cuál es el impacto de la Fundación Vicente Ferrer en La India?
Lleva cuarenta y cinco años, desde que llegó Vicente Ferrer, que era jesuita hasta que se salió de la orden y se casó con Anna Perry, hoy Anna Ferrer. Juntos la fundaron para trabajar en Andhra Pradesh y en Telangana. Se benefician de su labor más de tres millones y medio de personas de manera directa. Él, que era pocero, logró sacar agua en una zona desértica donde había insalubridad. Actualmente se trabaja en varios puntos: sanidad, educación, empoderamiento de la mujer, construcción de viviendas dignas, desarrollo sostenible y personas con discapacidad.

Un problema añadido allí son las castas…
Se trabaja con los dalits, que es la casta más baja, los intocables. Socialmente no tienen acceso a servicios, pero gracias a la Fundación disfrutan de hospitales, colegios, viviendas. Se les ha dado una vida normal.

¿Cómo es tu labor aquí en Almería?
Hacemos campañas de visibilidad, coordinación de voluntarios, divulgación en colegios, fiestas de recaudación de fondos como la del pasado viernes en el teatro Cervantes, etc. En Almería contamos con más de dos mil socios.

¿Qué es lo que más te impacta de La India cada vez que vas?
Voy desde el año 2009. Existe una diferencia entre La India turística y la del campus de la Fundación. La primera tiene los contrastes de unos rascacielos impresionantes y a continuación chabolas sin alcantarillado, con mendicidad infantil… Luego está el sur y en concreto el campus de la Fundación, que es muy alegre. Ves a los niños con sus uniformes del colegio y ves que ese es el camino.

Pones de relieve el papel de las mujeres para sacar adelante las comunidades. ¿Es una sociedad matriarcal?
No, es totalmente machista. La mujer está relegada al tercer puesto. En las castas más bajas de algunas partes del país comen si sobra comida. De hecho puede ser un drama que nazcan niñas. Hay abortos selectivos. Y luego llaman la atención las mujeres viudas, que están malditas. Nosotros estamos intentando cambiar todo esto, porque las mujeres son las que cambian el mundo, pues educan a los hijos.

¿Cómo es el carácter de los indios?
Las cuatro principales religiones son el hinduismo, el budismo, el cristianismo y el islamismo. La mayoritaria es la primera, que alberga miles de creencias y supersticiones. También son muy tranquilos, amables e intuitivos, además de hospitalarios.

La película ‘Slumdog millionaire’, ¿representa bien la esencia de La India?
Sí, bastante bien. Se ve el contraste entre la lucha por salir de la pobreza y cómo se deslumbran por cosas a las que no tienen acceso.

Hay lugares, como Calcuta, donde la miseria es brutal…
Ves a la gente tirada en los andenes de las estaciones de tren. En Benaresh yo he visto ratas por encima de las personas tumbadas en el suelo. Es horrible. No puedes dormir tranquila después de ver eso. Pero esta es una parte del país.

¿Te ha tentado alguna vez la idea de marcharte definitivamente?
Tengo mi familia aquí. Ojalá me fuera, por lo menos una temporada. Cuando vas vuelves nueva. Te das cuenta de las tonterías de las que nos preocupamos en nuestra sociedad. Lo que sí me gustaría es llevar a mis hijas cuando tengan quince años.

¿Esta experiencia te ha hecho mejor persona?
Sin duda. Si no ves lo que allí sucede no eres consciente. La conciencia se crea así, sobre el terreno.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: