search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

La mirada de Angela

angela merkel

Habían terminado sus conversaciones en el despacho Oval de la Casa Blanca, donde Donald Trump escenificó uno más de sus controvertidos recibimientos a mandatarios de otros países. En esta ocasión la contendiente -sí- fue la primera ministra alemana, Angela Merkel, a quien las tribulaciones del presidente yanki mudaron el rostro por completo cuando hubieron de vérselas ante los periodistas. La mirada de Angela era un poema, una mezcla de sorpresa y de pánico por lo que acaba de ocurrir, pero, peor aún, por lo que pueda suceder en el futuro.

El presidente norteamericano, que ha entrado en el Gobierno de los Estados Unidos dispuesto a enemistarse con todo hijo de vecino, incluso con sus aliados, tampoco aceptó darle la mano bajo requerimiento de los periodistas y de la propia política alemana. Teléfono rojo, volamos hacia Berlín… Trump ha roto las costuras de la diplomacia, pero también del buen gobierno, de la retórica, del lenguaje que media el entendimiento entre personas y naciones. Y nos quejábamos del venezolano Hugo Chávez.

La mirada de Angela es la mirada de un país, Alemania, pero también de una parte del mundo que no puede permitirse la permanente arrogancia del líder americano. Las formas de Trump son impresentables y contribuyen a la propia pérdida de legitimidad de los Estados Unidos como hegemónicos y al mismo tiempo como árbitros mundiales. Gobernar la primera potencia no es igual que administrar un imperio empresarial. No se parece en nada.

Habrá que preguntarse, por otra parte, si en realidad Trump lo que desea es descuidar su política exterior, ahondando más en el aislacionismo y proteccionismo que prometió a sus electores. Por ahí pueden venir las respuestas. En el fondo no le importaría que se produjesen guerras comerciales de las que los Estados Unidos puedan salir airosos, cosa también dudosa en plena globalización. El presidente republicano está dispuesto a librar cuantas guerras sean posibles. Eso significa que el resto del mundo también debe ponerse las pilas. Y ahí nos toca a los demás apretarnos los machos y valernos por nosotros mismos, cosa que tampoco está mal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: