search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Albert Boadella: “Hoy gusta el arte con preservativo”

boadella

Fundó la compañía teatral ‘Els Joglars’ y también una manera de mirar el mundo, con la sátira como estandarte. Afirma que a esta vida “se viene a buscar placer” y dice sentirse muy español “porque me he enamorado de mi sociedad, la mejor que he conocido”. Aficionado a los toros, admite: “me hubiese gustado ser torero, francamente”

¿Le erotiza tanto un tabú? ¿Cuál es el último que se ha llevado a la boca?
Los tabúes son mi oficio. Vivo de desmontarlos. El último es el arte contemporáneo, porque es un mito sagrado. Hoy se puede uno ciscar en los símbolos religiosos, éticos, morales, pero cuidado con tocar las cosas de la modernidad.

¿Antes los españoles éramos más simpáticos?
Eso solo ha pasado en Cataluña, donde la gente estaba más relajada. Ahora son menos amables, algunos incluso bastante mal educados. Pero en el resto de España no ha cambiado mucho esto. En Francia, curiosamente, la gente es más simpática que hace cuarenta años, quizá porque el chauvinismo es menos intenso ahora.

¿A qué se viene a este mundo?
A buscar el placer, que se puede encontrar trabajando, haciendo obras de caridad o follando a mansalva (risas).

¿Es usted admirador de algo?
Sí, de muchas cosas. Soy un hombre encantado de la vida. De la vida burguesa. No hay un estado mejor que la burguesía, es decir, la cultura, el placer, el conocimiento, la vida agradable… No está sujeto a unas condiciones económicas, pues yo no soy un magnate (risas).

¿Qué le diría a Trump si lo tuviera delante?
Deja a esta mujer, que te va a meter unos cuernos… (risas). Un hombre así no tiene la cualidad de la transmisión de ideas y del diálogo. Le observaría minuciosamente para hacer una buena sátira.

Dijo una vez que el ‘Cara al sol’ podría ser un buen himno. ¿Le chifla alterar al prójimo?
(Risas) Me divierte ver la facilidad con la que la gente se cabrea. Está dicho para cabrear a los fanáticos de siempre, en este caso del otro lado, y también con una gran sinceridad , pues el actual es como una gran fanfarria. Musicalmente es mejor himno el ‘Cara al sol’ y la letra no está tan mal. Es abstracta.

¿Qué le parece que se esté a favor de la libertad de expresión en el caso de Charlie Hebdó y, en cambio, querer condenar a los titiriteros?
Me parece nefasto, porque hay que separar entre ficción y realidad. A los titiriteros les haría una crítica estética. Se puede hacer lo mismo, pero con mayor belleza. Tenían todo el derecho a hacer lo que hicieron. Es obligación de los demócratas defender la libertad de expresión.

Isabel Pantoja se pasea ahora por las televisiones. ¿Se le enamora el alma con estas cosas?
Ella en el fondo es una mujer de culebrón. Es coherente, dentro de este serial, que vaya a la cárcel, que salga y que la gente la ame. Está bien, siempre y cuando se haga artísticamente. Hay que entender que lo de la cárcel es una buena inversión en su vida. Para otros sería una vergüenza.

¿Cómo quiere usted el hecho diferencial, poco hecho o en su punto?
Es un escarnio a todos los vecinos, una vejación al conjunto de la nación como elemento de separación. Lo prefiero poco hecho (risas).

¿Por qué es tan español?
De aspecto no lo he sido nunca. Me confundían de joven con un sueco o un danés. Cuanto más he conocido el mundo más feliz he estado de ser español, quizás por comparaciones. Me he enamorado de mi sociedad. La mejor que he conocido. Claro que eso también lo sienten los ingleses, los frances e incluso los suizos, que ya es decir (risas).

¿Qué daría por un triunfo en Las Ventas?
Eso es entrar en el cielo, un sueño inalcanzable. Aún daría más por un triunfo en la Maestranza de Sevilla, que es una plaza más bella que Las Ventas. Me hubiera gustado ser torero, francamente, pero no tengo suficientes arrestos. Cuando veo una buena faena me emociono profundamente y me identifico con ese poeta que está solo, delante del toro y en medio de la plaza. Es un arte a contra corriente del mundo actual. Será muy difícil para el toreo soportar la presión en una sociedad en la que gusta el arte con preservativo.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: