search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.878 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Victoria López, profesora: “Ser competitivo no lleva a la felicidad”

victoria-lopez

Psicóloga y profesora de niños de altas capacidades, se muestra preocupada con “la comprensión lectora de los niños en general, porque, al fallar esta, falla todo lo demás”. Denuncia que “los profesores están devaluados socialmente” y es crítica con la huelga de deberes, pero también con “que los niños de tres años tengan tareas”. (Entrevista publicada en La Voz de Almería el pasado fin de semana)

¿Cómo está la educación en España?
Hay cosas que se están haciendo bien y otras que no. Hay gente con mucha vocación. Pero es cierto que existen metodologías que no han cambiado en treinta años. Las nuevas tecnologías han hecho avanzar. Las pizarras digitales, por ejemplo, conectan con Internet y son fantásticas. Sin embargo, hay profesores que las tienen apagadas y algunos dicen con orgullo que lleva veinticinco años haciendo lo mismo. A mí eso me preocuparía. Pero son una minoría. Yo estoy encantada con mis compañeros.

¿Qué te parecen los informes Pisa?
Ya ves que Andalucía es una de las Comunidades que aparece de las últimas en varios valores. Se dice que no es representativo. Antes, cuando los valores resultaban buenos, sí que lo era… Hay que ser humildes. A mí me preocupa la comprensión lectora, porque si esta falla, nos falla todo lo demás, ya que no se saben resolver problemas. Cuando trabajaba de orientadora lo veía. Antes, en Primaria, pasaban de curso, con muchas carencias, los niños. Lo hacían porque era obligatoria la llamada ‘promoción automática’.

¿Estáis sometidos los profesores a demasiada presión?
Creo que sí, hay un exceso de burocratización. Por otra parte, el profesor está devaluado socialmente y eso influye en el comportamiento del alumno.

Vaya, no suena bien…
Es ya habitual que los padres se pongan de parte de los hijos. En mi caso sí me siento valorada por los padres de mis alumnos, pero vivimos en una sociedad con sobreprotección hacia los hijos. Fíjate en la huelga de deberes: eso antes era impensable.

Las tareas de los hijos casi son un problema social.
Bueno, yo creo que es un toque de atención a los profesores. Nosotros también debemos ser humildes. Pero lo de la huelga no lo acabo de ver porque supone menoscabar una vez más las decisiones del profesorado. Tampoco entiendo que un niño de tres años tenga tarea. En Holanda los niños hacen deporte por la tarde. En mi opinión, los deberes deberían ser más personalizados, de cara a reforzarles en alguna materia.

¿Se le está exigiendo mucho a los niños?
Los estamos estresando. La agenda de los niños a veces está condicionada por la agenda de los padres. Los niños tienen que jugar.

¿Qué está pasando con la ortografía? Eso sí que es un drama nacional…
Es verdad que se tiene en cuenta la ortografía en los colegios, pero hemos perdido mucho. La gente de mi generación no tiene faltas. Hoy, con veinte años menos y estudios superiores, sí las tienen. A mí me sangran los ojos cuando veo algunas cosas.

¿No os rebeláis?
El colectivo de profesores no se caracteriza por la rebeldía. Si el título de Secundaria dependiera de la ortografía, se lo daríamos a muy poquitos. Tiene que ver con el hábito de la lectura. Los niños leen bastante menos que antes, porque cuentan con alternativas más atractivas para ellos. Los niños de altas capacidades sí leen más.

Das clase a estos niños. ¿Es muy diferente esta enseñanza?
Sí, es una gozada. Es el trabajo más bonito que he tenido. Hacemos programas de creatividad, desarrollo socioemocional, programas de enriquecimiento curricular y extracurricular… Estoy yo sola en toda la provincia y voy por los centros.

¿Qué es lo más sorprendente de estos niños?
Son un cúmulo de sorpresas, por las conversaciones, las preguntas que te hacen, esa mezcla de ingenuidad y capacidad… Ves niños de siete años que te hablan de protones y neutrones y luego hacen bromas propias de su edad. Aprendes mucho de ellos.

Dicen que la depresión es exceso de pasado, el estrés exceso de presente y la ansiedad exceso de futuro. ¿Demasiados excesos?
Sí, quizá por eso no somos felices, dada la autoexigencia y la exigencia a los demás. Los padres quieren que sus hijos sean los mejores y si lo ves en el fútbol no te cuento… solo importa ganar. El ser competitivo no lleva a la felicidad, como sí lleva el vivir en armonía.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: