search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Joaquín Monterreal, abogado: “Hay clientes que traen la jurisprudencia de Internet”

joaquin-monterreal

Vive con pasión la Abogacía y cuenta, divertido, cómo algunos clientes “llegan con varias opiniones y presupuestos y cuestionan la solución que les propones”. Dice que “los almerienses somos poco de pedir porque todo lo hicimos sin ayuda” y cree “que nos falta una sociedad civil fuerte: nadie va a las manifestaciones”. (Esta fue la entrevista en La Voz de Almería que le hice al abogado almeriense Joaquín Monterreal, de Lealtadis, el pasado verano).

¿Por qué en España uno que roba gallinas puede tener más cárcel que un corrupto?
Hay que leer muchas veces la letra pequeña, tienes que ver lo que hay detrás de los pequeños delitos, que pueden ser continuados y serios. Pero es cierto que los delitos de corrupción no tienen la carga punitiva que deberían tener.

¿Cómo es el cliente de hoy día?
Antes, los abogados, como los médicos, eran más respetados por los clientes. Ahora vienen al despacho con varias opiniones y presupuestos y si le das una solución te la cuestionan. ¡Te traen incluso la jurisprudencia que han sacado de Internet! (risas).

¿Y qué les dices?
Hay que hacerle ver de una forma sarcástica que una cosa es tener la receta de la paella y otra es hacer la paella…

Se deben dar otras situaciones curiosas, ¿verdad?
Sí, hay una que me hace gracia. Los clientes no entienden que los abogados nos llevemos bien, pues en los juicios vamos a por todas, como es natural. Si te ven tomándote una cerveza con un compañero creen que estás conchabado. Una vez tuvimos que irnos otro abogado y yo por separado, en dos taxis, a comer a un restaurante (risas).

¿Estamos creando demasiados derechos? Ahí está el llamado derecho a decidir…
Sin duda. Ese es muy sonoro. Pero vamos a ver quién decide, cómo, etc. Hoy cualquiera que reivindique algo tiene un altavoz gracias a los teléfonos móviles. Lo cierto es que ha costado conseguir derechos y debemos replantearnos algunas cosas. A mí me parece vergonzoso que las compañías aéreas europeas no pudieran intercambiar información ante la amenaza del terrorismo.

¿Qué han hecho los romanos por nosotros, como decían en ‘La vida de Bryan’? Me refiero en este caso al Derecho.
El Derecho Romano es la base de nuestro ordenamiento jurídico, pero recientemente muchas instituciones están importando derecho anglosajón, que es más práctico. Un ejemplo es que el fiscal instruya la causa en lugar del juez. Sería lógico.

¿Cuándo fue tu primera vez? Hablo de un juicio, claro.
Cuando era joven y divertido (risas). Fue un juicio de faltas. Hoy no perdería ni cinco minutos, pero entonces me llevó una semana (risas).

Si hay unas terceras elecciones, ¿entraríamos en una cuarta o quinta dimensión?
Sería lamentable. Daría pie a que los que toman las decisiones en los partidos se tuvieran que ir. En la rebelión por la situación estamos todos, aunque el descontento se ha encauzado en un solo partido, Podemos. Al final se ha visto cómo es. Los partidos tienen que regenerarse, caiga quien caiga.

Estuviste en la boda del hijo de Tomatito, pero ¿solo una noche?
La boda duró lo que debe durar (risas). Son encantadores, muy amigos de la familia. Estaban exultantes. La cara de felicidad de la madre del novio lo dice todo. Nosotros estuvimos por la noche, pero como mandan los cánones al día siguiente hubo comida y merienda. Tomatito y su familia son un ejemplo de respeto a sus tradiciones pero integrados en la sociedad.

Ahora que el Talgo va a tardar siete minutos menos a Madrid, ¿estamos los almerienses física y mentalmente preparados?
Vamos a necesitar un ‘personal trainer’ (risas). Necesitamos una sociedad civil fuerte. A las manifestaciones no va nadie. Un amigo de fuera me decía: “los almerienses todo lo que habéis conseguido ha sido sin la ayuda de nadie, no estáis acostumbrados a pedir”. Y es verdad, aquí somos poco de pedir.

¿Qué has aprendido con el paso del tiempo?
Que al final cada uno tiene su camino, lo que se ha ganado. Y que puedes dar muchas vueltas, pero al final la vida termina siendo justa. O a lo mejor es lo que yo deseo (risas). También te das cuenta de la importancia de la amistad y, sobre todo de la familia. Cuando estás mal los amigos preguntan, pero los familiares te dan una parte de hígado que necesitas.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: