search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar
Sara en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Jesús García en Eduardo Fajardo, actor:…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.672 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Gordo de Navidad

A estas horas tú, querido/a amigo/a, seguramente eres uno de los desafortunados por los premios de la lotería de Navidad. A no ser que seas un incansable consumidor de blogs, cosa que dudo. El Gordo no te ha tocado, como tampoco a mí, en cuyo caso estaría chupando cámara en la televisión y afirmando que me va a servir para tapar agujeros, que es lo que hizo El Dioni, pero en Brasil. Menudo artista. Ahora bien, ¿qué hay de todos aquellos agraciados que no se acercan a su administración para compartir el momento armados de confeti y matasuegras? Nadie habla de ellos. Están ocultos en la madriguera, prestos a salir cuando los depredadores hayan dejado expedito el camino. Pero saldrán, vaya si saldrán.

La televisión se ceba con esas imágenes consuetudinarias, como cuando nieva, llueve a mares o explota la ciclogénesis, a medio camino entre el alborozo y la envidia de los observadores. Pero los medios tendrían que estar apostados en las puertas de las administraciones en los días sucesivos esperando a los grandes capos de la suerte. Y ahí, ¡zas!, cazarlos con la mano en el décimo. Truhanes. Que os lo teníais muy calladito. ¡Golfos!

Sin embargo, comprendo a esas personas que desean seguir llevando una vida normal, pese a que estén cubiertos de una ristra de ceros como ajos. Y siguen yendo a diario con discreción a comprar el pan mientras sus cuentas bancarias son un lujuriante festín. Admitámoslo, hay que tener mucha fuerza de voluntad y sangre fría para estar colmado de millones y seguir llevando la misma vida que antes. O tener la cabeza sobre los hombros y las ideas claras. Pero, qué queréis que os diga, menudo coñazo. Siempre seré fan de los que salen en el telediario, como la señora del anuncio de este año. Aunque sea mentira. Total, qué importa. Dentro de doce meses nos veremos las caras, gordo de Navidad.

 

 

 

 

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: