search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar
Sara en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Jesús García en Eduardo Fajardo, actor:…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.672 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Laura Cruz, sexóloga: “Se ha educado sexualmente en el pudor y la culpa”

03-banner

Con esta entrevista en La Voz de Almería sobre sexualidad me quedé especialmente satisfecho. Muy, muy recomendable su lectura. La sexóloga Laura Cruz @erosypsique_lc, psicóloga y Máster en Sexología por la Universidad de Almería, nos habla sin tapujos de una parte fundamental del ser humano, su sexualidad. Señala que “hoy el deseo parece una obligación” y afirma que “los médicos y religiosos eran quienes decían lo que era sano o moral en relación al sexo, porque querían ordenarlo”. Y recuerda que hay “derechos sexuales universales”.

¿Sigue siendo el sexo un tabú?
Por supuesto. Se ven mitos antiguos, como la masturbación, y nuevos como la obligación del deseo: hoy parece que tenemos que estar siempre deseando.

Las fantasías sexuales, ¿tienen importancia?
Muchísima, porque son uno de los estímulos psicológicos que ayudan a generar deseo y además nos sirven para conocernos a nosotros mismos, ya que cultivamos nuestro repertorio erótico. Hay quienes tienen aún tabúes con respecto a las fantasías. Son personas con una educación represiva que las asocian a algo perverso o vicioso.

¿Hay gente que se siente mal por tener fantasías?
Puedes fantasear con tener sexo con una pareja que no es la tuya y eso no significa ponerle los cuernos. Aquí tiene que ver mucho la culpa. Como decía el sexólogo Efigenio Amezúa, estamos “educastrados”. Se ha educado en una moral sexual en donde la culpa y el pudor tienen mucho peso.

¿Cómo es la educación sexual en España?
Brilla por su ausencia. Se busca más hablar de la prevención, mientras que en países como Holanda se educa de forma integral desde la guardería. Por otro lado, es una educación que hacemos todos, también los padres. Cuando éramos pequeños y había una escena subida de tono en la tele se formaban silencios muy incómodos que lo que hacían eran presentar el sexo como algo negativo. O cuando aparece una mujer guapa y el padre hace un comentario machista u obsceno también se está educando erróneamente. Todo esto es lo que llamamos el ‘currículo oculto’. La educación sexual está relacionada también con la igualdad, con los derechos sexuales, que son universales. Se deben evitar lacras como la homofobia o transfobia, que se están dando entre los jóvenes. Por otra parte, históricamente esta formación la han encabezado los médicos y los religiosos. Unos decían lo que era normal o lo que era sano, y los otros lo que era moral o ético, con el objeto de ordenar el sexo.

Ahora hay saturación de imágenes y vídeos sexuales. ¿Está provocando el efecto contrario, es decir, desinterés?
Sí, hasta hace poco la erótica, que es la expresión de nuestra sexualidad, estaba reprimida y ahora es algo que parece obligado. Nos venden hasta detergente a través de la sexualidad. Ha hecho mucho daño la publicidad. Una de las cuestiones que más llegan a las consultas es la falta de deseo, que viene de esta saturación. La sociedad es más de consumo y capitalista y nuestro cuerpo es otro objeto a consumir.

El filósofo Byung-Chul Han habla de la agonía actual del Eros, una energía fundamental.
Exacto. El Eros nos impulsa a querer vivir, a cambiar las cosas. Es la pasión. El capitalismo lo contrapone con el Tánatos, que es el conformismo. La sexualidad va de vivir, de emociones, pero se ha asociado a algo “bajo”, se ha separado la razón del cuerpo, por ser éste incontrolable. Y está el pudor, que las religiones católica, judía y musulmana se han encargado de inculcar.

Hay personas críticas con el nudismo en las playas…
Se nos dice dónde y cómo puedes enseñar tu cuerpo y se señala “a los que van desnudos” como algo peyorativo. En Occidente los niños se ruborizan porque sienten pudor, pero es un comportamiento social aprendido.

Está creciendo la violencia machista. ¿Se puede estar ‘cosificando’ a los hombres y mujeres a través del sexo?
Sí, es algo triste por la falta de educación sexual. Tenemos pudor hacia el sexo, pero no hacia la violencia. Aparte, con la crisis las mujeres están volviendo a las casas y a cuidar, lo que significa un paso atrás.

¿La sociedad nos envía mensajes confusos, también en el sexo?
Continuamente. En la vida cotidiana tienes que mostrarte seguro de ti mismo, pero no vanidoso. Pues en el sexo pasa lo mismo: debes ser sensual y erótico pero al mismo tiempo se nos educa en el pudor y el recato.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: