search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.878 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Alejandro Reyes: “Las letras de los cantaores pasaban por la censura”

alejandro-reyes

Hace unos meses entrevisté en La Voz de Almería al gran Alejandro Reyes, una persona trascendental para la música en Madrid y, en concreto, para el Colegio Mayor San Juan Evangelista. Anoche, lunes, 14 de noviembre, se proyectaba en el Festival Internacional de Cine de Almería (FICAL) el documental ‘Club de Reyes’, de Andrea Barrionuevo. Así fue la entrevista:

Forma parte de la historia del Colegio Mayor San Juan Evangelista de Madrid, donde fundó el Club de Música y Jazz. Camarón dio su último concierto allí. “No iba actuar, pero Tomatito le dijo: debes cantar por lo que Alejandro hace por el flamenco”, revela. Acaba de salir un documental sobre el ‘Johnny’ y este almeriense ilustre.

Has sido una de las personas fundamentales del Club de Música y Jazz del Colegio Mayor San Juan Evangelista de Madrid, ¿cómo fueron esos años?
Sigo siendo el presidente, aunque ahora no organizamos conciertos. Tengo que decir que éramos un equipo de personas quienes ayudamos a crear y promover este fantástico club. Llegué al Colegio en 1966. Al principio, formábamos un reducto de lucha de estudiantes y mundo obrero. Al San Juan le llamaban “el Colegio rojo” y hubo desalojos por parte de los “grises”, que encarcelaron a unos cuantos en Carabanchel. Hasta la muerte de Franco nos ponían trabas para organizar conciertos. Teníamos que llevar las letras de las canciones al Ministerio de Información y Turismo, pues había censura. No querían tampoco que nos reuniéramos, porque informábamos de los movimientos que había en la Universidad.

¿Te llegaste a encontrar con los ‘grises’?
Sí, más de una vez me dieron… Una vez estaba comiendo en el comedor del SEU (Sindicato Estudiante Universitario) y entraron a darnos una paliza. A mí no me llevaron a la Dirección General de Seguridad porque me escapé. Pero tengo que decir que también había buena gente entre los policías: hacían como que pegaban pero no te daban.

Llega la democracia y todo cambia…
Fue un momento de ilusión, sin duda. La gente venía ya al Colegio sin miedo, y fue cuando empezó a consolidarse el Club de Música y Jazz, con la actuación de grupos españoles y de Europa del Este. Y en los ochenta ya vinieron nombres americanos tan importantes como Art Blakey, Milt Jackson o McCoy Tyner.

Y también impulsasteis el flamenco.
Empezamos en el 73. Lo sacamos de los tablaos y del ambiente de los señoritos y lo dignificamos dándole entrada en la universidad. Antes de morir Franco también teníamos que llevar las letras flamencas al Ministerio, a pesar de que un cantaor no sabes nunca lo que va a cantar, y lo que hacíamos era llevarles poemas de Antonio Machado.

Tomatito está muy ligado al Colegio y al Club y además tú fuiste quien lo animó a tocar en solitario, ¿verdad?
Sí, y es también miembro de la Fundación que intenta reabrir el Colegio, cerrado en 2014. En cuanto a su carrera, tras la muerte de Camarón él estaba deprimido y dijo que volvería a Almería y se dedicaría a los “mercadillos”, como parte de su familia. Yo le animé y le llevé a muchos sitios. Hoy creo que es el artista flamenco con más Grammys.

Ahora acaban de hacer el documental ‘Club de Reyes’, en donde eres protagonista.
Sí, han unido el Club de Música con mi apellido. Yo no lo he visto, porque me da mucha vergüenza, aunque lo acabaré viendo. Espero que se proyecte en Almería. Intervienen muchos artistas que actuaron en el San Juan y hace un repaso a esta maravillosa historia que debe continuar.

Una historia que se vio interrumpida con el cierre del Colegio Mayor.
Sí, Unicaja dijo que acababa la concesión y lo cerró. A los tres días entraron okupas. Un día fui y me trataron bien, pero luego entraron muchos más que destrozaron las habitaciones e instalaciones. Afortunadamente los desalojaron hace poco. Y con la Fundación estamos luchando para que se vuelva a abrir.

Viviste un idilio con el Colegio muy largo.
He sido la única persona que ha vivido toda su historia. Es parte de mi vida. Allí viví momentos increíbles como el último concierto de Camarón antes de morir.

Un acontecimiento histórico…

Él venía de Nimes y estaba muy cansado. Dijo que no iba a actuar, pero Tomatito le dijo: “no podemos hacerle esto a Alejandro, con lo que está haciendo por el flamenco”. Y fue uno de los mejores conciertos de su vida que, incluso, se grabó para un disco que fue un gran éxito.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: