search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Rafael Nadal y la estelada

nadal-estelada-kIiE--620x349@abc

Garra, pundonor, capacidad de sufrimiento…, son variados los adjetivos que definen a Rafael Nadal, el mejor deportista español de todos los tiempos, dentro y fuera de la cancha de tenis. El otro día, al subir al podio con su compañero Marc López, hubo un detalle que agrandó más su figura, aunque luego quiso obviarlo cuando los periodistas le preguntaron. Sin embargo, en el momento preciso de recibir las medallas le pareció ofensivo e innecesario que alguien pusiera una bandera independentista catalana justo detrás de los dos campeones, de manera que la fotografía que daría la vuelta al mundo aparecería con un trozo de tela al que nadie había invitado. A Nadal le encendió. Negó con la cabeza. Probablemente sintió vergüenza.

Habrá quienes defiendan la colocación de esta bandera a causa de la libertad de expresión y no les faltará razón. Tampoco hay que llevarse las manos a la cabeza. Pero los propietarios de la estelada no entendieron ni entenderán nunca el espíritu olímpico, igual que no lo hizo el deportista egipcio que negó el saludo a su rival israelí después de un combate de judo. Y sí las dos coreanas, del norte y del sur, que se fotografiaron dando un maravilloso ejemplo de concordia y amistad ante un mundo cada vez más polarizado.

Las Olimpiadas nacieron para unir a los pueblos, para aparcar las diferencias y demostrar que el deporte galvaniza incluso en los peores momentos de la Humanidad. Bendito deporte. Y eso lo entendió desde la cuna Rafael Nadal, que representa como nadie los valores olímpicos y tiene la libertad y la autoridad moral -por sus triunfos épicos pero también por sus derrotas ejemplares- para desacreditar con un gesto a quien emborrona una fotografía histórica llevando sus pretensiones independentistas al lugar equivocado. Los catetos de la bandera quizá estarán contentos por su “hazaña”, pero la persona más querida de España entera -por supuesto en Cataluña también- les puso en su sitio con un solo gesto, no le hizo falta nada más.

Nadal es muy grande. Ojalá que su manera de afrontar la vida cunda en cada uno de nuestros hogares, en cada partido político, en cada empresa, en cada administración, y nos sirva para construir una sociedad mejor, conciliadora y unida, generosa y pacífica. Gracias, Nadal, por tu ejemplo permanente.

Foto: diario ABC

 

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: