search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar
Sara en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Jesús García en Eduardo Fajardo, actor:…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.672 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Vivir sin Google

En casa de mis padres tenemos por norma no mirar el teléfono móvil durante las comidas, igual que no vamos al salón a recibir a través del auricular a la operadora de Jazztel a eso de las tres de la tarde. Es ella, no vayáis. Y seguimos almorzando mientras la llamada martillea como si no se fuese a acabar nunca, como si la operadora con acento mexicano -pero de Madrid, eh- tuviera la esperanza de que alguien, algún día, coja el teléfono en casa de mis padres. Una vez hablé con ella y le pregunté qué era eso de Internet y el ADSL y me lo fue explicando con infinita paciencia. Era una santa guadalupeña.

La desconexión en el hogar familiar es un saludable ejercicio que llevamos a cabo con los dispositivos telefónicos y, por supuesto, con Google, ese animal que devora nuestra rutina y que está cercenando nuestra memoria. Por eso, en casa también hemos prescindido del buscador, incluso cuando nos acucian las dudas sobre un asunto casi inaplazable, que hoy son todos. Me gusta esta autocensura.

En cualquier reunión de amigos tiramos de Google para acabar con las dudas. No falla. Y las convertimos en abrumadoras certezas que, naturalmente, echan al desagüe cualquier intentona de indagación en nuestra memoria o de búsqueda de la dialéctica. Porque Google es el cuñado, el listo que te muestra la salida casi sin preguntar. Aunque tú recurras también a él habitualmente. Pero me parece estupendo no hacerlo a todas horas ni en todas las situaciones. Hasta el punto de que casi prefiero platicar con la operadora de Jazztel y que me cuente cómo van las cosas por México (o por Madrid) antes de hablarme de esa oferta que me arreglará la vida.

 

 

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: