search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
siquescurioso en Trafalgar

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.878 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

¿Sexo? Sí, pero no lo digas muy alto

03-banner

Este fin de semana La Voz de Almería ha publicado una entrevista mía a la sexóloga Laura Cruz, quien me regaló muchos y muy jugosos titulares. “Se ha educado sexualmente en el pudor y la culpa”, puse finalmente en el título de una página que está trufada de interesantes respuestas. Y sí, estoy de acuerdo: se ha formado en el pudor y la culpa a causa de una nula o trasnochada educación sexual, que en los últimos años se asoció a la prevención de embarazos no deseados o enfermedades. Esta educación, como dice Cruz,  debe tratar de algo más profundo que abarca la búsqueda de la igualdad, la eliminación del machismo y de la “cosificación” de la mujer y el hombre con el objeto de que no se produzcan hechos como el que hoy está reproduciéndose entre los jóvenes: el aumento de la violencia machista. Pero el pudor sigue siendo un “un agente” emocional demasiado relevante hasta el punto de que a muchos personas les da vergüenza incluso hablar de sexo. No digamos ya educar sexualmente, que no solo se debe hacer en los colegios, sino también en casa y en la sociedad, en el día a día.

Resulta difícil avanzar en esta materia cuando las resistencias son tan acentuadas y las herencias de otras épocas tienen aún mucho peso. Los médicos y los religiosos han sido los protagonistas históricos de esta educación “con la intención de ordenar el sexo”, nos dice Cruz. Eliminar de la conciencia colectiva los valores ofrecidos durante siglos por tales estamentos es evidente que no se resolverá de la noche a la mañana. Me parece bien que las religiones tengan sus posiciones al respecto, pero también deben ser respetuosas con el conocimiento que los ciudadanos hayan de tener sobre la sexualidad, una parte esencial del ser humano que no puede ser periclitada al antojo de unas creencias o de unos dogmas. La salud sexual es absolutamente fundamental.

Durante estos últimos años hemos pasado de la ocultación a la saturación de imágenes y vídeos. Ni calvo ni con tres pelucas. “Hemos convertido el cuerpo en un objeto a consumir”, asegura la prestigiosa sexóloga, quien acusa a nuestra sociedad capitalista como la responsable de este furibundo consumo que está generando un efecto contrario: el desinterés. Tanto es así que los pacientes que acuden a su consulta lo hacen por la falta de deseo. Y todo porque, repito, no ha habido ni hay ninguna educación sexual en España.

En fin, me alegro de haber hecho esta entrevista y haber ayudado a visibilizar un problema aún oculto en la sociedad. Si se despiertan conciencias y se ayuda a entender la necesidad de una educación sexual integral, como en Holanda, habremos avanzado muchos pasos.

 

 

 

 

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: