search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

Ziguatanejo

Ziguatanejo

Una vez me dijeron que lo que vas a ser en la vida se define entre los treinta y los cuarenta años. A partir de entonces no hay marcha atrás. Si habías decidido sacarte la carrera de Medicina y ejercer la pediatría difícilmente podrás tomar un camino diferente cuando rebases la treintena. Aunque siempre hay excepciones, claro. Es una cuestión de tiempo, del maldito reloj que se posa sobre nuestras cabezas y ejecuta implacable sus sentencias: la vida no era lo que te imaginabas, cerveza en mano un viernes por la noche en el Colegio Mayor antes de salir a quemar la noche madrileña. De pronto, todo ha cambiado.

En los premios Goya de este año el actor malagueño Antonio Banderas decía que se sentía viejo si miraba hacia atrás y muy joven si miraba hacia delante. Creo que es la mejor manera de sentirte vivo, de combatir el pasado y aparcar lo que pudo ser y no fue. Ya lo decía Joaquín Sabina: en Comala aprendí que al lugar donde has sido feliz no deberías tratar de volver. Una persona me contaba que en su día acudió a una reunión de antiguos alumnos treinta años después de terminar la universidad y la esperada alegría se convirtió en palabras que rebanaban el silencio, en tristes trajes de chaqueta, en un helado invierno de recuerdos.

Hay quienes se recrean en el pasado, pero la vida es mirar hacia adelante y todas nuestras fuerzas deben dirigirse a ello. De lo contrario, viviremos la vida de otra persona muy diferente: la que eras tú en ese instante ya lejano, cuando te creías inmortal, capaz de las mayores gestas. Ahora estás lleno de preocupaciones, agobios, hipotecas, pero también de ilusiones. Y si no las tienes las buscas. No puedes deprimirte ni pensar en aquel irresponsable chico de veinte años que fuiste, como Morgan Freeman en Cadena perpetua.

Yo tampoco iré a la reunión de antiguos alumnos de mi universidad. Que no me esperen. No quiero volver a Comala. No quiero sentir el peso de los años, los juicios de las vidas de los demás. No. Quiero aprender cosas nuevas, mirar hacia adelante, quiero viajar a exóticos países, conocer mundo, costumbres y personas, quiero certificar que cualquier tiempo presente es mejor y quiero proyectos. Porque sé que esta es la manera de sentirme libre y de tener los ojos llenos de vida, como Andy Dufresne en la prisión de Shawshank , cuando cada noche se acercaba un poco más a Ziguatanejo, el paraíso que le esperaba tras el póster de la bellísima Rita Hayworth.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: