search instagram arrow-down
Alberto Gutiérrez Delgado

Alberto Gutiérrez Delgado

Periodista, emprendedor, viajero, lector. Las cosas no hay que decirlas sino hacerlas. Este es mi lema. Vivimos el mejor momento de la Historia. Debemos aprovecharlo.

Enlaces personales

Ver perfil completo →

Entradas recientes

Comentarios recientes

Aurora Bolívar en Aurora Bolívar: “Lo que vives…
Juanjo pérez en Juan A. M. Cuadrado: “En…
Margarita en Babilonia: 10 años, tanto vivi…
Fernando Mariano And… en El bar de Jo
Aurora en Aurora Bolívar: “Lo que vives…

Archivos

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.902 seguidores

Redes Sociales

Follow Al otro lado de Aqaba on WordPress.com

El daño de Kosovo

Imagen

La Comunidad Internacional está pagando hoy los errores cometidos en Kosovo en 2008. La independencia de esta región de Serbia se recibió con tanta alegría como irresponsabilidad por parte de muchos países gobernados por tipos bienintencionados pero carentes de visión a largo plazo. Porque lo que no vieron o no quisieron ver estos supuestos estadistas de tres al cuarto es que aquel reconocimiento hacia la separación de una parte de Serbia les estallaría en sus propias manos. Ahora pretenden que Crimea siga siendo Ucrania. Sí, venga, seguid esperando a que Papá Putin se olvide de este lugar…

Afortunadamente España no reconoció Kosovo como país independiente. Menos mal, porque si lo hubiésemos hecho ya sería decir definitivamente bye bye al sentido común, que a nivel internacional no nos ha sobrado demasiado en los últimos años. Sin embargo, otros países europeos sí se prestaron a reconocer las pretensiones kosovares, lo que hacía restaurar viejos independentismos en territorios de Reino Unido -con Escocia a las puertas de otra consulta-, Francia, Italia -ha aparecido otro iluminado en Véneto que pide la independencia-, etcétera.

Estos estadistas surgidos de una política cortoplacista y sin criterio nos han traído un escenario de compleja solución. Entre los países que reconocieron Kosovo se encuentran Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Bélgica…. Y entre los que no: España, Argentina, Brasil, China, Grecia, India, Rusia, Uruguay, etc. Estados Unidos fue otra lumbrera que dijo “welcome, our friends”.

En fin, ahora estamos con la patata caliente de Cataluña en nuestras manos. En Europa dicen que no tendría cabida, pero me río yo de lo que digan estos burócratas lechuguinos. No se dan cuenta de que el reto de una Europa unida requiere firmeza, convicción y coherencia ante desafíos independentistas de cualquier territorio. Porque de ello depende el éxito de una apuesta que pretendía fortalecer el Viejo Continente, olvidando pretensiones nacionalistas que abrigaban escombros y más ruina, con el objeto de hacer frente a Estados Unidos como potencia económica.

A mí me parece fantástico que los catalanes se sientan muy catalanes, que los vascos se sientan muy vascos o que los corsos sean estupendamente corsos. El sentimentalismo está genial, pero en este momento Europa tiene el deber y la obligación de caminar erguida y con fuerza para que no nos convirtamos en un continente contaminado por la división y en consecuencia por el empobrecimiento. Y para ello necesitamos urgentemente líderes políticos con algo más de vista que Rompetechos.

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: